Trekking – Vuelta a Langisjor I
Islandia

Trekking – Vuelta a Langisjor I

Y empieza nuestra ruta. La idea consiste en seguir los pasos de varios expertos en Islandia y hacer una ruta off-road que nos permita llegar hasta el extremo sur del lago Langisjor para luego bajar hacia Holaskjol. En el siguiente mapa se aprecia claramente el objetivo y los puntos de paso. El punto de partida se localiza abajo a la izquierda (Bus Drop Off) y la ruta a seguir es la línea azul que encara el norte. Una vez se llega al lago, tendremos que volver hacia el sur por la línea morada o por la azul, pero inicialmente nos inclinamos por ir por la azul con la idea de ver Sveinstindur, una montaña de 605m.

Empezamos desde el punto Bus Drop Off a la izquierda del mapa y seguiríamos el camino morado hacia el norte

Hemos llegado la noche anterior a Reykjavik de madrugada y nos hemos ido directamente al Bus Hostel. Hemos dormido unas cuantas horas y nos hemos levantado pronto en la mañana para acudir andando al centro de la ciudad (Adalstraeti 2), donde tomaríamos el bus que nos lleva a Landmannalaugar.

Horarios del bus de Reykjavik a Landmannalaugar. 7:30 AM, ese es el nuestro

Menos mal que hemos podido pagar con tarjeta ya que no llevamos apenas dinero en metálico. Vamos mirando por la ventana a medida que el autobús se aleja de la ciudad e inicia el trayecto por una especie de pista de tierra que nos adentra en un lugar cada vez más inhóspito. Nos miramos y creo que ambos reflejamos una mezcla de miedo y a la vez ilusión por una aventura a la que no nos hemos enfrentado antes.

El autobús llega a su fin y nos deposita en el campamento de Landmannalaugar. Es un lugar muy especial, con collados de diferentes colores y tamaños rodeando una planicie intercalada de riachuelos, pequeñas pozas de agua caliente, y algunas casetas y tiendas de campaña. Ahora nos toca esperar al siguiente autobús, el BSI Reykjavik Excursions que circulará por el camino F208 y nos dejará en el cruce con Faxasund.

Horarios del BSI Reykjavik Excursions hacia Faxasund

Subimos al autobús y empezamos a recorrer una pista de arena sin apenas marcas, prácticamente abriendo camino. No entendemos muy bien cómo se va guiando el conductor… El caso es que empezamos a estar alerta, y es que tenemos que ser nosotros quien le digamos al conductor en qué momento parar para dejarnos. Conseguimos orientarnos gracias a la importante contribución de Mana Ljos y su blog y tras casi media hora de trayecto le damos el stop al conductor. Procedemos a bajar con los macutos y cuando vamos a empezar a caminar, el conductor nos dice:

«ey! stop! I should take a picture of you both!»

No entendemos muy bien por qué pero sonreímos. Cuando saca la foto seguimos con cara extrañada y nos responde: «por si os pasa algo, para tener una foto vuestra y saber reconoceros». Al segundo cierra las puertas del autobús y arranca rápidamente. En menos de 30 segundos nos vemos en medio de la nada, sólos, con 15kg a la espalda y a punto de empezar a llover. Tenemos por delante 18km hasta el punto donde se supone debemos acampar.

El amable conductor y su autobús 10a

En realidad es un área ciertamente desértica, así que empezamos a caminar siguiendo el camino que es fácilmente identificable. La temperatura es buena, pero empieza a lloviznar y tenemos que cubrirnos con la capa 3 de viento y agua.

Empieza la aventura

Realmente será difícil perderse en este tramo, y es que la pista de arena, aunque algo difusa en algunos tramos, marca claramente el camino por el que debemos avanzar. Estamos tan ilusionados con la aventura y nos resulta tan extraño el entorno por el que caminamos, que no paramos de hacer fotos. Y es que uno está acostumbrado a caminar bosques, cruzar valles, pero nunca antes había caminado por laderas tan abiertas en las que es posible mirar objetivos a kilómetros sin que haya nada que interrumpa la vista. Por supuesto, ni que decir tiene que no vemos absolutamente a nadie (ni personas ni animales) en el camino.

Verificando la ruta

Llevamos poco más de tres horas caminando y empieza a caer la luz, es hora de encontrar un sitio donde echar la noche. La temperatura ha ido bajando y se nota la humedad en el ambiente por lo que será una noche fría.

Vaude Hogan Ultra Light 2P

La Vaude Hogan UltraLight para dos personas resulta ser una maravilla de tienda. Pesa menos de 2 kg y empaquetada cabe perfectamente en un macuto de 60 litros. Tiene una columna de agua de 5.000 ml y el juego de cremalleras y agarres es bastante resistente. El caso es que la montamos, aprovechamos para agotar los últimos sandwiches y bocatas que teníamos preparados en Madrid y nos echamos a dormir. Hemos hecho la primera parte de la ruta, cerca de 15km que se corresponden con el tramo rojo de la imagen. Mañana será otro día.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.