Islandia

Trekking en Landmannalaugar – La organización

La organización del trekking requería tiempo y estudio. Es importante medir fuerzas y tener muy claro el cálculo del consumo calórico por día así como el aporte de la comida que llevaríamos, ya que el macuto no debería pesar más de 14Kg. Entonces el plan de etapas que trazamos sería el siguiente:

Distribución de etapas

Con tramos de 20km de media por día, entendíamos que sería suficiente para avanzar a buen ritmo sin que supusiese un esfuerzo desmesurado. El clima sería clave, ya que en caso de lluvia constante o frío, nuestro ritmo se vería claramente ralentizado.

Acto seguido decidimos dividir el trekking con las etapas que se muestran en el gráfico en tres partes: A, B y C. La primera de ellas, denominada la Vuelta a Langisjor, cubriría las 4 primeras noches, hasta Holaskjol. Un total de 77 Km en el que nos pondríamos a prueba. En la segunda parte, de Holaskjol a Landmannalaugar, tendríamos que salvar apenas 45 km en tres noches, pero en un terrero bastante más complicado por la falta de caminos. Finalmente la última parte, Destino Porsmork, consistiría en un agradable camino de bajada orientación Sur-Oeste.

Una vez aclarada la ruta, empezamos a preparar la lista de con el equipamiento necesario, la comida y las medicinas. Nada especial que no haya llevado a otros trekkings. Estrenaría la tienda Hogan UL (que con sus apenas 2kg de peso se convertía en la clave del viaje para las noches sin refugio) y confiaríamos las recargas de baterías a un pequeño panel solar desplegable de 2 palmos de superficie con el que confiábamos recargar GoPro y móvil.

Equipamiento y medicinas

La alimentación se basaría principalmente en paquetes de comida deshidratada ya que es la única forma posible de hacer ruta con tantos días incomunicado y por zonas aisladas sin cargar con peso desmesurado. Teníamos un pequeño camping gas que nos permitiría calentar agua para acto seguido verterla en los paquetes de Adventure Food y disfrutar de delicatessen como Lentejas con Chorizo, Carne Asada con Puré de Patatas o Delicias de Salmón con Puré. Por otro lado, para no llevar peso de más, hicimos una estimación del consumo calórico que tendríamos y en base a ello hicimos acopio de paquetes de comida.

Calorías a tope

Según nuestros cálculos, tendríamos un aporte de 1.776 Kcal por día. No somos expertos en nutrición, pero por lo que pudimos investigar, estaríamos gastando en torno a los 250kcal por cada hora de ruta, lo que nos llevó a pensar que podríamos cubrir hasta 7 horas de trekking para tener una suma cero de energía diaria siempre y cuando no tuviésemos lesiones o contratiempos. Con 7 horas diarias pensábamos que podríamos cubrir sin problemas las etapas de hasta 25km diarios. Os recuerdo que cada uno debíamos cargar con hasta 14kg de peso en nuestros macutos.

Finalmente, para no ir gastando la comida sin ningún criterio, creamos un calendario en el que distribuir los diferentes paquetes por días, permitiéndonos los lujos del jamón ibérico en los momentos más duros del trekking o cuando durmiésemos bajo techo en los refugios reservados.

Yummy yummy!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.