Bukhara
Uzbekistán

Bukhara

Ya en Bukhara nos alojamos en el Hotel Amelia. Tras investigar en Trip Advisor vemos que parece ser de las mejores opciones dentro de lo que consideramos «hoteles con encanto». Y es que en Uzbekistán hemos podido comprobar que los hoteles grandes con estilo occidental no son nada atractivos. Es más, parecen ser la peor opción para el precio que tienen. Tenemos la impresión de que en toda la zona ex-soviética, este tipo de alojamientos se quedan en un intento cutre de lujo Europeo (como por ejemplo el Hotel Asia en Bukhara). Sin embargo hay otras opciones que tratan de diferenciarse buscando ofrecer un estilo Uzbeko tradicional. Quizás sus instalaciones no sean modernas o los espacios no resulten amplios, pero suelen ofrecer habitaciones con encanto, buenos desayunos y un un trato excepcional con buenos consejos, algo de conversación para el turista curioso y contactos para taxis baratos de confianza. Luego están los alojamientos baratos incluso para los precios de Uzbekistán. Supongo que orientado a backpackers que dan la vuelta al mundo y tratan de reducir costes al máximo.

Volviendo al hotel Amelia, es cierto que no causa la mejor impresión nada más llegar: se encuentra entrando en una callejuela que parece ir a dar a un suburbio de la ciudad. Sin embargo tiene una localización perfecta a menos de 5 minutos a pié del centro histórico, está limpio, el personal es extremadamente atento y para nada es caro (55€/noche la habitación Junior Suite con desayuno). Todo ello por no hablar de las varias botellas de agua que nos ofrecieron, la tarifa plana de té que tuvimos o los frutos secos con los que nos agasajaban cada vez que decidíamos subir a la terraza.

Es muy difícil encontrar un sitio con más encanto y tradición en Bukhara que este salón del Hotel Amelia para empezar el día con un buen desayuno.

Nada más llegar a la ciudad a eso de las tres de la tarde, decidimos salir a comer y nos recomiendan acudir a Chinar, un restaurante en la misma acera de Amelia que realmente merece la pena. Entramos y todavía quedan bastantes uzbekos comiendo, así que pedimos lo mismo que vemos en la mesa de al lado. Shaslik, ensalada de pepino y zanahoria, una sopa caliente con una especie de tortellinis de carne y por supuesto una Baltika de 0,5l para cada uno. De postre no puede faltar un combinado de melón y sandía con un sabor que ya no se encuentra en Occidente.

Chuchvara (vamos, tortellini)
Mi querido y nutritivo Shoslik

Al terminar andamos 2 minutos y llegamos al centro. Estamos bastante cansados del viaje y el calor (42º) así que decidimos tomarlo como una vuelta tranquila y volver pronto a la terraza del hotel para descansar. En una primera impresión quedamos algo decepcionados con la ciudad, ello se debe a que no llegamos a ver ni Kalon Minaret ni Kalon Mosque ni Mirib-Arab Madrassa, que son las verdaderas joyas de la ciudad. De cualquier forma, el paseo nos viene bien para descubrir una pareja de españoles que ya vimos en Khiva y que pasean tranquilos con un uzbeko que les habla en castellano. Decidimos preguntarles y nos indican que se trata de Rasul, un guía turístico que estudió lenguas en Alcalá de Henares y con el que están muy contentos. Tras escribirle, nos cita al día siguiente por la tarde para tener un paseo tranquilo en el que ir visitando los monumentos principales mientras charlamos, todo ello por un precio de risa. Es momento para volver al hotel y descansar. Esperamos a que baje el sol y subimos a la terraza para tomar una cerveza fría mientras escribimos las notas del viaje, consultamos guías y leemos Embajada a Tamerlán, un libro del que os hablaremos más adelante.

Kick back, relax and enjoy the sunset.

Pasada la primera noche, recargamos fuerzas con un desayuno bien completo. Tenemos por delante una mañana para regatear y comprar los recuerdos y regalos que queramos llevar a casa. Y es que Bukhara se caracteriza por su cerámica, sus telas de seda y sus alfombras. Pasadas unas horas conseguimos varias piezas de cerámica interesantes así como algún que otro colgante. Sin embargo, todos aquellos que hayáis estado en zocos marroquíes, turcos o iraníes, no encontraréis estos mercados especialmente llamativos. Y es que pese a tener variedad y ofrecer precios interesantes, ni sus puestos ni la calidad de sus productos nos pareció que fuese comparable a la de otros mercados árabes. De cualquier forma, viajamos para cargar las maletas de recuerdos y no tanto de objetos…

Embutidos, queso, frutos secos, ducles, tortitas, sandía y café (del malo, del uzbeko vaya)

Finalmente quedamos con Rasul. Se trata de un tipo fenómeno con un español perfecto que le permite incluso hacer bromas («Gengis Kan era muy malo, un verdadero hijo de Putin») mientras nos va contando la historia de los pueblos que han ido pasando por Uzbekistán. No sólo nos habla de historia, sino que nos explica los detalles arquitectónicos de la Madrassa Mirib-Arab, del Minaret Kalon… Aprovechamos además para preguntarle por cuestiones de la actualidad uzbeka: política, religión, cultura. Rasul contesta abiertamente, nos explica que la influencia Soviética ha dejado un legado de calma religiosa que a diferencia de otros países del entorno, les ha permitido tener estabilidad en la zona. De igual forma parece alabar un Islam moderado. Nos dice que la ley no permite hacer proselitismo religioso. Le preguntamos por la igualdad de género, por la autoridad del presidente frente al congreso, por la corrupción: «algunas cosas todavía van a tardar un poco… somos como España hace 20 años, poco a poco«.

Acabamos el paseo y la conversación y quedamos en vernos en Samarkanda para tener una sesión similar de turismo cultural con él. Y aprovechamos estas líneas para recomendarle a todos aquellos que estéis interesados en los servicios de guía turístico para Uzbekistán. Entendiéndose guía turístico por supuesto como la figura que hemos comentado en este blog, es decir, por unas horas y aprovechando que él pueda estar haciendo la misma ruta. Y es que Rasul trabaja generalmente con agencias, con lo que este trabajo que realiza de forma privada sólo lo ofrece cuando tiene huecos libres. En caso de estar interesados, no dudéis en escribirnos y os pondremos en contacto con él.

6 thoughts on “Bukhara

  1. Me ha encantado vuestro relato sobre estos dos países los cuales son mi objetivo para el año que viene, Gracias por la aclaración de los días a estar en cada ciudad porque tras mucho leer tenia mis dudas si estar dos o tres días en cada ciudad y me queda claro que con dos hay más que suficiente.
    Si me gustaria me facilitarais la posibilidad de contactar con Rasul ya que si es posible visitar la ciudad escuchando sus comentarios sería de gran ayuda.
    un saludo y lo dicho muchas gracias por los consejos.
    Jose

    1. Hola Jose Manuel!

      Gracias a ti por comentar. Lo que buscamos con el blog es precisamente eso, ayudar a otros viajeros con nuestra experiencia. Y realmente cuando organizamos el viaje no encontramos una aclaración sobre el número de días a permanecer en cada ciudad, y así acabó pasando que dedicamos tres noches a Bukhara cuando no necesita más de 1 o 2. Igualmente estas cosas ocurren en los viajes y permiten detenerse a descansar, leer o escribir postales y notas. Te escribo al correo con el que has escrito el comentario información de contacto de Rasul y en paralelo le aviso a él de que os pondréis en contacto con él. Veréis que es totalmente aconsejable un buen paseo con él. Un saludo!

      1. Hola de nuevo como estais?
        Te escribo para comentarte que no he recibido ningún correo con el contacto de Rasul no se si no habéis podido o a habido algún problema.
        Un saludo y muchas gracias de antemano

  2. Hola!

    Me ha encantado vuestros relatos, sin duda, una gran ayuda para poder planificar nuestro próximo viaje a tierras Uzbekas el próximo Mayo 🙂

    Lo que más claro nos ha quedado ha sido los días a pasar en cada ciudad. Muchas gracias!

    Me gustaría que me facilitaras el medio de contacto de Rasul para poder ponerme en contacto con él y poder tener una sesión de turismo cultural con él aprovechando que habla perfectamente español. Espero que tenga hueco! jejeje

    Un saludo y muchas gracias!!!
    Víctor

    1. Hola Victor!

      Gracias por el comentario. Efectivamente el tema de los días era la gran incógnita para nosotros… y sólo con la experiencia del viaje pudimos sacar una conclusión. Esperamos que los consejos os vengan bien. Si te parece, te enviamos por correo electrónico el contacto de Rasul.

      Saludos!

  3. Hola de nuevo!

    Sí, los consejos me irán de fábula! Ya creo que tengo todo el itinerario…a ver lo que se cumple y lo que no jajajaja.

    El email con el contacto de Rasul no lo recibí, no sé si no pudistéis o hubo algún problema.

    Muchas gracias!!!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.